Consejos para el cierre fiscal y contable

Consejos para el cierre fiscal y contable

05 dic Consejos para el cierre fiscal y contable

El ejercicio fiscal 2014 toca a su fin y la mayoría de las empresas se afanan en cuadrar números para preparar el cierre fiscal y contable del presente año y hacer frente a sus obligaciones contables. No hay que olvidar que, con la nueva reforma fiscal, durante el presente 2014 se han introducido novedades fiscales, beneficiosas para optimizar las declaraciones de la renta y sociedades en el cierre fiscal.

Este año, debido a los efectos de la crisis, la principal preocupación a la que han de enfrentarse muchas PYMES y autónomos son las pérdidas. Algunas Sociedades Limitadas, constituidas con el mínimo capital exigido, podrían verse abocadas legalmente a la disolución al obtener un Patrimonio Neto inferior a su capital social.

Aunque el Patrimonio Neto negativo es causa legal de disolución de una empresa, ésta podría evitarse si los socios decidieran aportar capital, algo que, en la situación económica actual, podría no ser factible.

¿Qué otras posibilidades de ampliación de capital existen para evitar el cierre?

Condonación de la deuda. Todas las empresas tienen en su tesorería gastos sin justificar. Es cierto que los socios no deben hacerse cargo de los pagos con su dinero personal, aunque a veces no hay otra opción. Estos gastos realizados por los socios y no recuperados van a la cuenta 551 (Cuenta corriente con socios y administradores), y quedan reflejadas como gastos pendientes de devolución.

Estos gastos se pueden trasladar de un ejercicio a otro en cantidades mayores o menores aunque siempre van a aparecer como pendientes, lo que puede generar un problema. Las cantidades pendientes deberían convertirse en un préstamo, y ser tratadas como tal: devengo de intereses, amortización, etc. Si el saldo resulta positivo a favor del socio, la empresa deberá declarar las cantidades e ingresar las correspondientes retenciones. También deberán aparecer al hacer la Declaración de la Renta del socio como rendimientos de capital inmobiliario.

Si las cantidades no van a ser devueltas, lo más adecuado sería hacer ampliación de capital por condonación de deudas. Esto supondría una doble ventaja, ya que por un lado permitiría sanear el patrimonio negativo por pérdida, y cerrar la cuenta 551, ya que si cerrásemos el ejercicio con esta cuenta sin saldar, podríamos enfrentarnos a una inspección de Hacienda.

En caso de que existan resultados negativos de anteriores ejercicios, se pueden intentar compensar pérdidas a través de la cuenta 118, “Otras aportaciones de socios”.

Si la cuenta 551 presenta saldo a favor de la compañía, querrá decir que los socios han retirado dinero de la misma. En este caso, la mejor solución es optar por pedir un préstamo o saldar la sociedad mediante reparto de dividendos.

Ficomsa, la entidad financiera líder en descuento de pagarés, pone a tu disposición soluciones financieras a la medida de tu empresa mediante la concesión de financiación a Pymes y autónomos para que el cierre del año fiscal no suponga un problema.

Ficomsa: Descuento de pagarés

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on RedditEmail this to someone
Sin comentarios

Escribir un comentario