Consejos para una buena gestión de los periodos de pago

Consejos para una buena gestión de los periodos de pago

16 sep Consejos para una buena gestión de los periodos de pago

La gestión de los periodos de pago es fundamental para que PYMES y autónomos puedan mantener su actividad. Para conseguir mantener un buen control sobre los cobros es preciso establecer unas condiciones específicas, claras, seguras y realistas pero que a su vez sean flexibles y puedan adaptarse a ocasiones concretas y situaciones puntuales. La finalidad de autónomos y empresas es poder gestionar los cobros de manera adecuada para optimizar beneficios, llevando un control de forma activa y no esperando a que los pagos se realicen de forma automática.

Para hacer una buena gestión de los periodos de pago, hay que tener presente 3 factores importantes:

1.      Fase de negociación

Es vital negociar con los clientes las condiciones de cobro que se van a estipular. Ha de establecerse un único sistema de cobro y la fecha de vencimiento de las facturas en función de los intereses del autónomo o de la empresa.

2.      Gestión

El responsable de la gestión de los cobros en el caso de las PYMES suele ser el director financiero o administrativo. Esta persona o departamento se encargará de obtener todos los datos acerca de cómo, cuándo y de qué manera se van a efectuar los cobros.

Sus funciones básicas serán:

·         Facturación

·         Contabilidad de los cobros

·         Preparación y gestión de recibos y cobros que la empresa tenga que reclamar

·         Emisión de facturas especiales

·         Archivo y control de la documentación referente a cada cliente

Una adecuada gestión de los periodos de cobro hará posible el pago puntual. El proceso de cobro se puede mejorar de dos formas posibles:

1 – Cambiando los hábitos de pago de los clientes. Una alternativa sería ofrecer incentivos para el pago anticipado de facturas o el descuento de pagarés.

2 – Obviar o desviar la cuestión mediante el empleo de sistemas como el factoring.

La gestión de los periodos de cobro se puede resumir en cuatro puntos clave:

1.      Establecer anticipadamente las condiciones del crédito

2.      La concesión de crédito a los clientes

3.      Realizar un control de los comportamientos de pago y un seguimiento pormenorizado de los cobros

4.      Cerciorarse de mantener una correcta inversión en cuentas de clientes

3.      Control y supervisión de los cobros

El seguimiento y control de los cobros es fundamental para la tesorería del negocio. Es preciso cerciorarse con frecuencia de que los pagos se realizan según las condiciones acordadas y en los periodos establecidos. La falta de control en este sentido puede significar echar el cierre a la empresa.

Ficomsa: Descuento de pagarés

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on RedditEmail this to someone
Tags:
Sin comentarios

Escribir un comentario