El crédito a las empresas sigue cayendo

Hasta-los-años-anteriores-a-la-crisis-financiera-ficomsa

19 dic El crédito a las empresas sigue cayendo

El crédito bancario sigue sin llegar a las empresas. Hasta los años anteriores a la crisis financiera, lo más habitual para las empresas era solicitar un crédito, algo que hoy en día resulta difícil o imposible.

El crédito concedido por los bancos era la fuente de financiación más importante para las pymes y los autónomos. Sin embargo durante 2016 se ha constatado que la concesión de créditos bancarios ha disminuido de forma ostensible.

El volumen de créditos financieros concedidos en 2016 ha sufrido una caída del 7,2%. Es importante tener en cuenta que volumen total de los créditos financieros es el resultado del volumen de crédito inicial añadiendo la concesión de nuevos créditos y sustrayendo las amortizaciones.

En este sentido, las más afectadas han resultado las empresas del sector inmobiliario, ya que en este sector el crédito financiero se ha reducido en más de un 10%. Las nuevas políticas monetarias del BCE hasta ahora no se están traduciendo en un incremento de la oferta/demanda de los créditos, lo que deja la puerta abierta a otras soluciones de financiación alternativa, al margen del los bancos.

Los nuevos créditos financieros varían de forma significativa en función de las cantidades que soliciten las empresas. Si hablamos de los créditos solicitados por las grandes compañías (superiores a 1.000.000€), el descenso ha sido del 38%. En cuanto a los créditos concedidos a pymes, han caído en un 0,4%.

El descenso en la concesión de nuevos créditos a las empresas grandes está directamente relacionado con la actual situación de estabilidad del mercado de capitales, que han propiciado la financiación de las grandes empresas a través de la emisión de deuda corporativa.

Por otra parte, la disminución de la demanda de créditos de las grandes compañías ha propiciado que las financieras conviertan a las pymes en su prioridad. Pero aunque ciertamente durante los años 2014 y 2015 se apreció un gran aumento de créditos bancarios a las pymes, esa tendencia se invirtió en la segunda mitad del 2015 hasta hoy, en que la tendencia continúa a la baja.

Soluciones de financiación alternativas a la banca

El motivo del descenso de financiación bancaria entre las pymes está motivado por la búsqueda de financiación en fuentes alternativas. Las pymes ya no recurren de forma masiva a la financiación tradicional a la hora de solicitar sus préstamos sino que por el contrario prefieren vías alternativas para obtener liquidez en un menor espacio de tiempo sin que su nivel de riesgo se vea afectado.

Algunos ejemplos de estas vías de financiación alternativas son el descuento de pagarés, el factoring o el confirming. En el caso del factoring la empresa hace cesión de sus derechos de cobro a una financiera, (no forzosamente a una entidad bancaria), que adelantará a la empresa el importe de sus créditos a cambio de unos intereses. De este modo la empresa consigue la liquidez que necesita de forma inmediata sin necesidad de esperas ni gestiones y sin sumar riesgos.

Junto al factoring, el descuento de pagarés es otra de las modalidades financieras que se están convirtiendo en modos de pago habituales entre empresas. El descuento de pagarés permite hacerlos efectivos sin necesidad de esperar a la fecha de vencimiento.

Si necesitas información sobre las mejores modalidades de financiación para tu empresa, puedes contactar con nosotros en nuestras sedes territoriales, o a través de nuestra página web.

¡Somos tu alternativa financiera!

FICOMSA: Descuento de pagarés

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on RedditEmail this to someone
Sin comentarios

Escribir un comentario