Problemas y soluciones a medida en la vida del autónomo

Problemas y soluciones a medida en la vida del autónomo

31 jul Problemas y soluciones a medida en la vida del autónomo

Según la Agencia Tributaria, un 80% de los autónomos no llegan a “mileuristas”

Las medidas tomadas para aliviar la presión a la que se ve sometido el sector continúan resultando a todas luces, insuficientes.

Aunque el empeño de la administración central en aumentar las tasas de auto empleo ha dado sus frutos, el hecho de que un trabajador decida convertirse en autónomo se debe fundamentalmente a dos motivos: en primer lugar, por las pocas perspectivas actuales de encontrar un puesto de trabajo por cuenta ajena y en segundo lugar, por la independencia frente a factores externos que no siempre se pueden controlar.

La mejoría económica parece que comienza a despuntar tímidamente, aunque lo cierto es que aún queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar unos niveles que se acerquen mínimamente a los de antes del estallido de la crisis. A estas alturas, se puede constatar que las PYMES y autónomos han sido y siguen siendo los sectores más duramente golpeados por la misma.

En 5 años, han sufrido una caída del 33% de ingresos

Los datos son rotundos. Los beneficios que declaraban los autónomos al cierre del ejercicio fiscal de 2007 era de 13.525 euros por trabajador. Cinco años después, los resultados arrojan un promedio de ingresos de 9.100 euros, un 33% menos de sus rendimientos netos que hace un lustro. Esta cifra resulta especialmente llamativa si la confrontamos con los 18.491 euros que declaran los asalariados por cuenta ajena.

La espectacular caída obedece sobre todo a la competencia creada por la incorporación al mercado de nuevos autónomos que inician su actividad como forma alternativa de procurarse ingresos. Esto ha provocado que muchos de ellos no tengan más remedio que dedicarse a sobrevivir hasta que pase el temporal.

Según la Agencia Tributaria, casi el 80% de los autónomos no llega a los 1.000 euros mensuales de ingresos. Sin embargo las PYMES y autónomos constituyen el principal soporte de las arcas estatales y los que soportan mayor presión fiscal. Las medidas que se toman desde el Gobierno resultan insuficientes para el sector.

El gran reto: obtener liquidez

Uno de los grandes problemas de los sufridos autónomos es el de la obtención de liquidez inmediata para afrontar pagos y mantener a flote sus negocios. Los bancos no acaban de facilitar el crédito a las empresas y para la mayoría de trabajadores por cuenta propia, resulta una auténtica odisea mantener a flote su actividad económica.

En este contexto, las entidades privadas financieras se convierten en la opción más idónea para que empresarios y autónomos puedan obtener la liquidez que necesitan para afrontar pagos y continuar con su actividad. FICOMSA ha demostrado ser una alternativa financiera solvente y fiable y el mejor apoyo para autónomos.

Modalidades como el factoring, el descuento de pagarés o el nuevo servicio de avales, son la ayuda más eficaz para que las empresas avancen, puedan afrontar sus pagos y proseguir su andadura.

Ficomsa: Descuento de pagarés

 

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on RedditEmail this to someone
Sin comentarios

Escribir un comentario