¿Qué es la CIRBE?

¿Qué es la CIRBE?

18 sep ¿Qué es la CIRBE?

La CIRBE, o Central de Información de Riesgos del Banco de España, es “un servicio público que gestiona una base de datos en la que constan, prácticamente, todos los préstamos, créditos, avales, y riesgos en general que las entidades financieras tienen con sus clientes”. En otras palabas, la CIRBE centraliza la información relativa al endeudamiento que las entidades de crédito poseen sobre sus clientes.

Los principales objetivos que persigue la CIRBE son dos:

  • Facilitar a las entidades de crédito la información necesaria para desarrollar su actividad, en particular, para la toma de decisiones en relación con la concesión de préstamos.
  • Y permitir al Banco de España ejercer adecuadamente sus competencias, en especial, las competencias de inspección y supervisión de las entidades de crédito.

¿Puedo acceder a los datos de la CIRBE? ¿Cómo?

Cualquier persona, ya sea una pyme, un autónomo o un particular, puede tener acceso a los datos que sobre él consten en la CIRBE solicitando su Informe de Riesgos. Para ello el Banco de España ha habilitado tres vías:

  • Electrónicamente, a través de la aplicación Petición Informes CIR, siendo el único requisito exigido para ello disponer de firma digital o certificado electrónico emitido por Prestadores de Servicios de Certificación (PSC) y admitido por el Banco de España.
  • Presencialmente, acudiendo a la sede central del Banco de España o a cualquiera de sus sucursales y cumplimentando el formulario correspondiente.
  • Por correo, a la siguiente dirección: Central de Información de Riesgos del Banco de España, C/ Alcalá, 48, 28014 Madrid.

No obstante, para más información sobre cómo solicitar su Informe de Riesgos puede consultarlo en el Banco de España https://sedeelectronica.bde.es/sede/es/menu/tramites/Solicitud_de_in_f 91d40ea9282d21.html.

Pero, ¿cómo funciona la CIRBE?

Las principales características del funcionamiento de la CIRBE son las siguientes:

  1. Las entidades de crédito presentan a la CIRBE una Declaración mensual en la que hacen constar los siguientes datos:
    1. Los riesgos de crédito que poseen.
    2. Los titulares de dichos riesgos.
    3. Los datos y características principales de los referidos riesgos.
    4. Los riesgos comunicados a la CIRBE son clasificados en dos tipologías distintas que son las siguientes:
      1. Riesgos directos, que son, entre otros, los derivados de los préstamos o créditos y de las operaciones de arrendamiento financiero.
      2. Riesgos indirectos, que son, entre otros, los avales, afianzamientos y garantías personales.
      3. Por su parte, la CIRBE comunica mensualmente a las entidades de crédito la información añadida al sistema sobre los riesgos de sus clientes.

Y, ¿cuáles son las entidades de crédito obligadas a realizar la referida Declaración?

  • Las entidades de crédito: los bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito y sucursales en España de entidades de crédito extranjeras; los establecimientos financieros de crédito y el ICO.
  • El Banco de España.
  • Los Fondos de Garantía de Depósitos en establecimientos bancarios, en cajas de ahorros y en cooperativas de crédito.
  • Las Sociedades de Garantía Recíproca.
  • Las Sociedades de Reafianzamiento.
  • La Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria.

Ficomsa, como entidad financiera no obligada a comunicar sus riesgos de crédito al Banco de España, es la alternativa que pymes y empresarios tienen para conseguir liquidez, descontando sus pagarés o anticipando sus facturas, sin que sus datos aparezcan en la CIRBE.

(Fuente: Banco de España: http://www.bde.es/)

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponDigg thisShare on RedditEmail this to someone
Sin comentarios

Escribir un comentario